• Contribuimos a un mundo sin pobreza a través de la educación

Ahora damos el próximo paso

En los últimos tres años, hemos tenido varias hipótesis de trabajo en Dispurse, que nos han proporcionado un aprendizaje increíble y oportunidades para nuestro futuro. En el mes de noviembre el equipo de Suecia visitamos a Perú y llegamos a la conclusión, junto al equipo en Perú, que ya es hora de pasar a nuestra siguiente etapa de desarrollo.

Durante estos años hemos contribuido al aprendizaje permanente de más de mil mujeres en las zonas más vulnerables del Perú. Asumimos la responsabilidad de garantizar una educación basada en las necesidades e intereses de los participantes y hemos comenzado a posicionarnos como un actor relevante para erradicar la pobreza a través de la educación en el Perú.

En base a este aprendizaje, creemos que ha llegado el momento de perfilar nuestra propuesta de trabajo. De esta forma, se introducirá un nuevo concepto: desarrollaremos un Centro de Aprendizaje con punto de partida en Cajamarca. Queremos que 2020 sea el año para centrarnos en el desarrollo de nuestra educación digital, Focus, para que nuestros participantes perciban esta educación como significativa y útil. Además, asegurar la capacitación de nuestros facilitadores y desarrollar un modelo para la continuidad educativa de nuestros participantes de manera responsable. Queremos marcar la diferencia con una propuesta educativa innovadora, accesible y de calidad para personas que no tuvieron la oportunidad de acceder al sistema educativo.

Por supuesto, continuaremos nuestras operaciones en Junín, Huancavelica, Pacasmayo, Cusco, Lima, etc., junto con nuestros aliados.

Håkan Silfverlin, tenía el encargo de iniciar nuestras operaciones en el Perú, algo que ha cumplido de la mejor manera. Håkan ha establecido nuestra organización, con un equipo excepcional y ha generado importantes alianzas con instituciones públicas, académicas y privadas en Perú.  Con la misión cumplida Håkan nos deja el 30/4 en su rol de Director Ejecutivo y cede el liderazgo a Ruth Anastacio y Paola Robles, miembros del equipo directivo en Perú.  Agradecemos a Håkan, quirn seguirá como amigo cercano a nuestra Fundación por el camino recorrido hasta la fecha. 

Estos cambios no implican en absoluto modificar la relación con nuestros aliados, con quienes seguiremos colaborando para que juntos podamos ayudar a contrarrestar la pobreza a través de la educación en el Perú.