SATISFACER GERENTE DISPURSE EN PERÚ, HÅKAN SILFVERLIN

“Las democracias se desarrollan cuando más personas son capaces de leer, escribir y contar”

A través de Skype, nos comunicamos con Håkan Silfverlin, el nuevo jefe del emprendimiento de Dispurse en Latinoamérica, actualmente centralizado en Perú, para conocer algunas referencias suyas así como sus pensamientos sobre el futuro. 

-¡Hola Håkan! Ahora hemos inaugurado, a bombo y platillo, nuestra iniciativa de educar a mujeres de Cajamarca y tú estuviste en el lugar. Naturalmente, tenemos mucha curiosidad por saber cómo fue, pero primero quisiéramos saber más sobre ti.  

-¡Hola! Sí, me alegra mucho que ya esté en marcha. Las necesidades de desarrollo son grandes en distintas partes de Sudamérica y, gracias a nuestra aplicación Fokus, Dispurse cuenta con una herramienta fantástica con el potencial de cambiar la historia en cuanto a alfabetización de adultos. ¿Y quién soy yo? Nací en Värmland, pero mi madre era de Halland, mi padre de Gästrikland y mi hermana de Sörmland. Pasé los veranos con mi abuelo paterno en Dalarna y un tercio de mi infancia en Francia. Durante mis estudios de bachillerato estuve en París y, después del servicio militar que realicé en Enköping, estudié ingeniería civil con mención en tecnología de materiales en la KTH en Estocolmo. Luego emprendí viajes a distintas colonias industriales de todo el mundo en representación de Haldex y, más adelante, de Sandvik. Me centré en la investigación del acero y el desarrollo fabril empleando el enfoque Lean. En el año 2002, mi vida dio un giro cuando conocí a la que sería mi esposa, de nacionalidad peruana, en la boda de un amigo francés. Nos casamos en 2004 y en 2005 nos mudamos a Lima, Perú, donde he vivido desde entonces. 

 

Larga trayectoria en Perú y Sudamérica 

-Al llegar a Perú, cambié de actividad y abrí una agencia de publicidad con algunos amigos peruanos. Yo, como ingeniero de Suecia, creaba los procesos y sistemas de control, mientras que mis amigos peruanos aportaban la creatividad. Esta iniciativa resultó ser una fantástica introducción al funcionamiento del consumo en todo Perú, ya que, entre nuestros clientes, teníamos a la fábrica de productos lácteos más grande del país, a los principales productores de cerveza y al principal productor de carne de pollo. Fue entretenido y educativo, pero no era exactamente lo mío y, al crecer la familia de dos a cuatro hijos, en el otoño de 2007, dejé el mundo de la publicidad para volver a trabajar como consultor en liderazgo y desarrollo empresarial para dos empresas consultoras estadounidenses. Fueron seis años emocionantes y de aprendizaje trabajando en proyectos por toda Sudamérica, desde plantaciones de palmeras en la jungla hasta yacimientos mineros en la cima de los Andes. Tuve la ventaja de poder viajar y conocer muchas de las distintas realidades que existen en Perú y la región, y fue durante este período cuando nacieron en mí las ganas de poder contribuir a un desarrollo más rápido y más positivo en esta parte del mundo.

Desde el año 2013, trabajo a media jornada por cuenta propia como consejero en desarrollo empresarial y relevo generacional para algunas importantes empresas familiares de Perú. El resto del tiempo lo dedico a tratar de contribuir al desarrollo positivo. Como parte de este trabajo, asumí el cargo de cónsul general honorario de Suecia en Perú y fue con este cargo con el que entré en contacto con la fundación Dispurse. En mayo de 2016, Ann-Britt y Anita me visitaron en el consulado y me «tocaron» inmediatamente. Considerando mis conocimientos sobre Perú y la región, pensé: “Dispurse es una parte importante de la solución para poder desarrollar Perú con mayor rapidez”, y le prometí a Ann-Britt y a Dispurse ayudar a difundir Dispurse y Focus por Perú en la medida de lo posible. Creo firmemente en la idea de que debemos educar mejor y más rápido como parte de la solución para crear un mundo en el cual podamos vivir todos. Las democracias se desarrollan cuando más personas pueden leer, escribir y contar.

 

La educación en simbiosis con el desarrollo de la sociedad 

En Dispurse, trabajamos con el modelo de sustentabilidad sueco como base (www.symbiocity.org) y estamos convencidos de que la alfabetización de adultos es de vital importancia para un desarrollo sano. Sin la alfabetización, es difícil lograr el nivel sociocultural necesario para un desarrollo sano y sostenible. La mayor amenaza contra la democracia en Perú y en otras partes del mundo es el analfabetismo. Si consideramos solamente Perú, las cifras oficiales nos dicen que más de dos millones de personas no saben escribir, leer ni contar, pero esta cifra podría ser aún mayor. En la actualidad, mi cometido es construir y desarrollar la misión de Dispurse en Latinoamérica, centrados actualmente en Perú. 

Muchas cosas son difíciles de entender si uno no las ve con sus propios ojos, y este problema contiene muchas aristas. A modo de ejemplo, los campesinos en las aldeas ubicadas en las altas montañas son muy pobres y, con frecuencia, no tienen ninguna formación. Sus posibilidades de obtener algún beneficio económico por sus cosechas se limita, en muchas ocasiones, a colocar un puesto al lado del camino y esperar que alguien pase y las compre. Se trata de largas distancias y, habitualmente, pasa un comprador con un camión y les compra todo a un precio irrisorio. En esta situación, la decisión está entre no vender nada o recibir el dinero que ofrecen, y negociar no es fácil cuando no se sabe contar ni leer. Luego, la mercancía se vende en las ciudades por sumas considerablemente mayores. 

Sin embargo, existen otras dimensiones en este asunto y no siempre se comienza por la parte correcta. El país ha realizado grandes esfuerzos por brindar a la población acceso a la banda ancha, lo cual, naturalmente, es algo bueno, pero se han olvidado de que gran parte de la población que habita en las montañas solo cuenta con agua potable procedente de precipitaciones naturales de cobre y arsénico, causando enfermedades entre la población y una esperanza de vida relativamente baja. Por ello, se debe trabajar en varios frentes para ayudar a la población y al país a avanzar, y el programa de formación de Dispurse juega una parte importante. 

-Indudablemente, invita a reflexionar. Ya han comenzado las actividades en Cajamarca, ¡por favor, cuéntanos! 

 

Ritmo de estudio adaptado a la realidad de los participantes 

-Es uno de los colectivos que estamos formando en aldeas y nos recibieron con mucha emoción. Hubo discursos por parte de la embajadora de Suecia en Perú, Anna Ferry, del alcalde de Cajamarca, Manuel Becerra, del presidente de la junta de Dispurse, Ann-Britt Johansson, y de un servidor. Luego hubo actuaciones de bailes tradicionales y comidas locales. Fuimos recibidos con mucha alegría y varias personas dieron testimonio de los avances que ya ha habido. El hecho de que uno pueda traer consigo un lector electrónico y estudiar en el lugar donde se encuentre (cuando hay tiempo para hacerlo) incrementa considerablemente la participación, ya que, habitualmente, no se puede dedicar tiempo todos los días a sentarse en un pupitre en donde no se gana dinero.

Cajamarca es una región que cuenta con 1,5 millones de habitantes, de los cuales cerca de 150.000 son analfabetos. Según el consejero regional de Cajamarca, el 51% de los campesinos son analfabetos. Hemos firmado un convenio con tres alcaldes del distrito y de la provincia, que, en conjunto, designarán a 500 personas para que asistan a cursos con el material de Dispurse como base. Poco a poco vamos avanzando y esperamos poder poner en marcha Focus 1 en todas las organizaciones que trabajan en la alfabetización en Cajamarca antes de fin de año.

-Agradecemos esta corta entrevista, es estupendo saber que nuestro trabajo conjunto comienza a rendir sus frutos.

-Gracias a ustedes, les mantendremos informados a medida que avance el trabajo. Obviamente, también esperamos que muchos nos sigan y compartan nuestros mensajes en Facebook y en la página web, necesitamos toda la atención que podamos atraer, concluye Håkan Silfverlin.