Cómo apoyarnos

¿Qué es el beneficio?

En todas las iniciativas de ayuda y desarrollo surge siempre la pregunta de si estas son beneficiosas, introducen un cambio a corto o largo plazo y mejoran la vida de las personas. Se trata de cuestiones esenciales para los que trabajamos en Dispurse, donde tratamos en todo momento de actualizar y optimizar nuestras actividades con el fin de obtener el mayor efecto posible.

Nos citamos con una de nuestras empleadas, nuestros ojos y oídos sobre el terreno, Isabel Carranza, que ha vivido en Francia, Estados Unidos, Sudamérica y ahora en Gotemburgo, para conocer un poco mejor los beneficios que comporta nuestra labor.

– ¿Qué tal, Isabel? Has estado en Sudamérica, por períodos, hasta 2011, y por supuesto has vivido un montón de experiencias que contar; pero, antes que nada, te invitamos a que nos hables brevemente sobre tu trayectoria.

¡Hola! Me crie en Dalecarlia y mi padre es oriundo de España, así que he estado en contacto con el español desde niña. Me interesaron los idiomas ya desde pequeña y me formé y trabajé como profesora de español y francés. También me he desempeñado como guía de viaje de los Autobuses Rosas, lo cual tal vez resuma bastante bien lo que soy: me gusta viajar, conocer a gente, tratar de entender el mundo sobre el terreno y, si tengo ocasión, contribuir con algún tipo de enseñanza.

– Parece una buena base para evaluar el trabajo de Dispurse in situ. ¿Con qué te has encontrado en Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia? 

Me he encontrado con unos maravillosos países poblados por gente de carácter abierto y agradable, infinidad de contrastes y una naturaleza y una cultura de gran belleza. En lo referente a la escolarización y el aprendizaje, hay un sinfín de personas en las zonas más pobres que no saben leer, escribir ni aritmética básica, lo que las vuelve enormemente vulnerables y las margina de la sociedad y del proceso democrático en sus respectivos países.

Algunos de los lugares que he visitado con frecuencia son aldeas de montaña donde la gente está más aislada y vive de forma tradicional. Muchos de ellos pueden mostrarse algo escépticos ante los forasteros, lo que hace que en un primer momento resulte más difícil entablar contacto. En otras partes de América Latina, sobre todo en zonas algo más peligrosas, el entorno puede ser más duro y exigente. Lo positivo es que las personas muestran por lo general una enorme amabilidad y apertura y, una vez que entienden lo que te ha llevado hasta allí, la mayoría expresa una gran alegría y agradecimiento por lo que hacemos.

 Has visitado bastantes lugares en América del Sur. ¿Cuál era tu misión?

He ayudado a organizar las actividades sobre el terreno con nuestros grupos de prueba, presentando también a estos nuestra aplicación. También he trabajado con sus opiniones y puntos de vista sobre las pruebas y con la pedagogía de la aplicación, entre otros, la estructura de los ejercicios, el texto original y su traducción.

– La versión beta se ha probado y desarrollado con buen resultado durante varios años y ahora está lista la versión 1.0 para su distribución a gran escala. ¿Qué crees que va a pasar con las personas que han realizado la formación? ¿Va a generar algún beneficio?

Hemos probado, vuelto a empezar, ensayado de nuevo, perfeccionado y comprobado una vez más con unos 400 alumnos, obteniendo unos resultados positivos. Ha llegado el momento de poner en marcha la formación de unos 25.000 alumnos en los próximos años, en su mayor parte mujeres. Se aprecia con claridad la alegría y orgullo que sienten cuando de repente se dan cuenta de que son capaces de leer, realizar cálculos y escribir. Crecen como personas.

Ahora bien, el beneficio no lo comprenden en todos los casos de inmediato. Se trata de mujeres adultas que se han criado en aldeas con una tasa elevadísima de analfabetismo y no siempre saben cómo poner en práctica sus conocimientos. Sin embargo, cuando hablas con ellas y los conocimientos se han asentado ya un poco, comienzan a vislumbrar su utilidad.

Para ellas, la ventaja de poder escribir, leer y realizar cuentas implica, sobre todo, la posibilidad de ayudar a sus hijos con sus deberes escolares. Además, también consideran importante que no les engañen a la hora de vender sus productos. Casi todas se dedican a algún tipo de venta, por ejemplo, de verduras, artesanía u otros objetos, ya sea por la calle o en mercados. Por último, para muchas también es importante poder leer la Biblia. La mayoría de los latinoamericanos son creyentes y la religión es un elemento fundamental en sus vidas. Una gran parte de los habitantes de las zonas más desfavorecidas no han podido leer la Biblia ni otros textos o letras de canciones de carácter religioso, limitándose a escuchar estos de boca de sacerdotes u otras personas. Ahora muchos de ellos quieren hacerlo por su cuenta.

– Pero Dispurse no tiene ningún tipo de vinculación religiosa, ¿cierto?

 Efectivamente. Ninguna en absoluto. Nos dedicamos a formar a personas, las cuales luego podrán tomar sus propias decisiones. Sin embargo, sí colaboramos con iglesias y otras organizaciones en la difusión de nuestro concepto.

 – Nos has contado algunos ejemplos de las ventajas que las personas encuentran con el aprendizaje. Pero ¿cuál es tu opinión en lo que respecta al beneficio para la sociedad o los países correspondientes?

 ¡Uy! Se trata de una pregunta muy amplia, pero son muchísimos. Ayuda a mejorar la salud y los cultivos, la comprensión de la economía y sobre la importancia del ahorro entre las personas de menos recursos. También confiamos en que este conocimiento impulse el desarrollo de sus fuentes de ingresos, entre otros, el comercio, con lo que ello supone de mejora económica para el individuo y la sociedad. 

Hace que las personas se atrevan a reivindicarse y formar parte de la sociedad, lo que impulsa la calidad de la democracia. Se han dado casos de partidos políticos que fletan autobuses con el fin de recoger a gente para que voten por ellos a cambio de una cesta de verduras, sin tener estos idea alguna del sentido de sus votos. Hay muchas cosas que pueden y van a mejorarse.

La concienciación sobre la importancia del conocimiento facilita la transmisión de este a los hijos, así como de la propia idea del conocimiento como algo fundamental. Ello contribuye a aumentar el nivel cultural de todo el país y a un uso más eficiente de los recursos humanos de la sociedad.

 – Te agradecemos, Isabel, esta entrevista y esperamos poder volver a hablar contigo para que nos hables de proyectos más específicos.

 ¡Gracias a ti y hasta pronto!

¡Gracias por compartir!

Así podrá usted ayudar también a que otras personas aprendan a leer, escribir y contar.

Póngase en contacto con nosotros!

¡Envíe un correo electrónico y le responderemos tan pronto como nos sea posible!